CATARATAS


Características

Una catarata es la pérdida de transparencia el cristalino del ojo que interfiere con la visión al difuminar la luz cuando ésta pasa por el ojo. Es una de las principales causas de ceguera en el mundo, pero afortunadamente es reversible. Las cataratas pueden ser consecuencia de una variedad de factores, entre ellos, la edad, una lesión o diversas enfermedades oculares y sistémicas. Si bien algunas personas tienen cataratas desde el nacimiento o sufren el trastorno a temprana edad, la mayoría de los diagnósticos de cataratas se registran en pacientes de 60 a 79 años. Es posible que los síntomas aparezcan lentamente y sin dolor, pero suelen ser progresivos y requerir tratamiento.

La visión nublada, el deterioro de la visión, la dificultad para ver de noche y los problemas de halos o resplandores son los síntomas más frecuentes y singulares de las cataratas.

Ojo sano

Ojo enfermo

Tratamiento

Sólo el tratamiento quirúrgico de extracción del cristalino es la solución definitiva de esta patología. La cirugía más moderna y eficiente de la catarata es la facoemulsificación, procedimiento quirúrgico mediante el cual se disuelve y aspira la catarata del interior de ojo mediante una sonda que emite ultrasonidos. Esto se realiza con anestesia en gotas, a través de una pequeña incisión autosellable de 2.2 mm. por la cual posteriormente se inserta un lente intraocular. Este lente permite corregir cualquier problema refractario que posea el paciente. El procedimiento completo dura unos 15 minutos y es ambulatorio, pudiendo recuperarse la rutina normal al dia siguiente de la intervención. Esta técnica es rápida, segura y eficaz, y mejora notablemente la calidad de vida de los pacientes.

Previo a la cirugía

Previo a la cirugía su oftalmólogo debe realizar un examen completo de sus ojos para asegurarse que usted no sufre alguna enfermedad o condición que impida realizar el procedimiento o empeore el pronóstico. Es de vital importancia realizar una medición de la longitud de su ojo y curvatura de la córnea para calcular el poder del lente intraocular que se va a implantar. Estos exámenes no necesitan ningún tipo de preparación especial por parte del paciente.

Posterior a la cirugía

En algunos casos, con el paso del tiempo, la cápsula posterior puede opacarse disminuyendo la visión. Cuando sucede es necesario perforar la cápsula en su porción central para que no interfiera con los rayos de luz que entran al ojo. Esto se logra mediante una capsulotomía con laser YAG. Este procedimiento no requiere hospitalización ni incisiones en el ojo y no produce dolor en lo absoluto, por lo que no requiere anestesia de ningún tipo y se realiza de manera ambulatoria con resultados inmediatos y excelentes.