CIRUGIAS


MIOPIA, ASTIGMATISMO, HIPERMETROPIA

Lasik

Cirugía que más se utiliza en el mundo  para corregir en forma segura y rápida los defectos ópticos presentes en grados menores a 8 dioptrías generalmente. Presenta muy bajo riesgo y logra una mejoría sobre el 95%.

Se usa un láser EXCIMER, con el cual se logra modificar la curvatura corneal para que la imagen finalmente se enfoque correctamente en la retina y así corregir el defecto presente.

Cerca del 90% de los pacientes califica para esta intervención.

Se utiliza anestesia en gotas, un anillo de succión asegura al ojo mientras un delgado fragmento de tejido es creado. Este colgajo es plegado y el tratamiento con láser se realiza en cosa de segundos. Posteriormente el colgajo es reposicionado, demorando el proceso cerca de 20 minutos.


Implante secundario de lente fáquico

Cirugía que se utiliza en casos de defectos ópticos altos o en aquellos pacientes que no son posibles de corregir con LASIK y sí cumplen los criterios para esta intervención.

Es una cirugía ambulatoria, se utilizan gotas de anestésico tópicas, donde se implanta un lente dentro del ojo. Existen dos tipos de lentes fáquicos, dependiendo de donde se implante existen los de cámara anterior ARTISAN (sujetado sobre el iris) y los de cámara posterior ICL (detrás del iris). Esta cirugía logra una mejoría visual sobre el 95%, dependiendo siempre de la visión previa presente del paciente con su máxima corrección.

ESQUEMA DEL IMPLANTE DE LENTE FAQUICO MODELO ICL


PTERYGIUM

Rehabilitación superficie ocular con injerto y adhesivo tisular

La cirugía es ambulatoria y se usa anestesia local en gotas. Se extirpa completamente mediante técnica de escisión quirúrgica y autoinjerto conjuntival con empleo de adhesivos tisulares como sistema de fijación. En casos seleccionados puede ser necesario el uso de mitomicina C y/o de membrana amniótica. Tiempo aproximado de 30 a 45 minutos.

Los pacientes en su mayoría regresan a sus actividades normales tan pronto como dos días después de la cirugía y presentará algo de molestias durante los primeros días después de la cirugía. Se deben usar gotas por aproximadamente un mes después de este procedimiento. La cirugía es exitosa con baja incidencia de recurrencia. El éxito dependerá del tamaño del pterygium, la edad del paciente y la experiencia del cirujano.


CATARATAS

Facoemulsificación con implante de lente intraocular

La cirugía de la catarata es una microcirugía ambulatoria donde se usa anestesia local en gotas. Se extrae completamente por incisiones autosellantes, utilizando un facoemulsificador que disuelve y aspira los fragmentos de la catarata mediante el uso de ultrasonido.

Luego se inserta un lente intraocular en el saco capsular que permite recuperar nuevamente la visión a la normalidad corrigiendo de ser posible el astigmatismo y en casos seleccionados la presbicia. El procedimiento completo tarda 30 minutos, siendo una técnica rápida, segura y eficaz, que permite mejorar la calidad de vida del paciente.

Los pacientes en su mayoría regresan a sus actividades normales uno o dos días después de la cirugía.

CORNEA

Queratocono, Implante de anillos corneales

Cirugía útil para ciertas etapas del queratocono, en la cual se implanta uno o dos segmentos semicirculares de grosor y longitud variable dentro de la córnea para corregir la irregularidad presente, logrando mejorar la adaptación del lente de contacto y secundariamente la visión obtenida.

Son bien tolerados, sin riesgo de rechazo, se realiza en forma ambulatoria y se utiliza anestesia local en gotas.


Crosslinking

Procedimiento poco invasivo, indicado en queratoconos que todavía permiten una buena agudeza visual y que se observa, en exámenes sucesivos, que está progresando.

Se realiza en forma ambulatoria, con anestesia local en gotas, se aplica riboflavina tópica y luego se irradia la córnea con rayos ultravioleta, logrando así un cambio de las uniones entre fibras de colágeno, con la finalidad de fortalecer la córnea y frenar la deformación existente.

Logra detener del avance de la patología en el 95% de los pacientes tratados y mejora su visión en muchos casos. Logrando frenar la progresión del queratocono, que es la principal causa de trasplante de córnea en jóvenes.


Transplante de córnea

Se sustituye el tejido corneal dañado por un tejido corneal sano obtenido de un donante fallecido. La cirugía penetrante, la más conocida en el mundo y efectuada, se cambia toda la córnea y se fija con suturas. Es una cirugía que se realiza habitualmente con anestesia general, de unos 45minutos como mínimo, donde la recuperación visual suele ser lenta y el principal riesgo posterior es el rechazo del tejido implantado o una infección de la herida operatoria.

Existen técnicas laminares en donde sólo se cambia la estructura alterada, cuando es anterior se denomina DALK (deep anterior laminar keratoplasty) y cuando es posterior se denomina DSAEK o DMEK.

DALK

DSAEK o DMEK


Queratoprótesis de Boston (Kpro)

Cirugía de alta complejidad para casos extremos donde el riesgo de falla es inminente o existen reiteradas fallas previas de trasplantes.

Se utiliza un dispositivo óptico que va integrado en una córnea transportadora, lo cual permite restablecer solo la visión central. Se realiza bajo anestesia general, su principal riesgo es la infección post operatoria, por lo cual deberá quedar de por vida con uso de antibióticos tópicos y controles periódicos.

KPRO BOSTON TIPO I


Transplante de limbo y membrana amniótica

Son procedimientos reconstructivos de la superficie ocular. El trasplante de membrana amniótica (TMA) se emplea con finalidad regenerativa en patologías en las que existen defectos epiteliales corneales y/o conjuntivales. Puede emplearse como injerto (en este caso, la membrana amniótica sirve como soporte para la proliferación epitelial, quedando integrada en el defecto), como parche o lente de contacto biológica, o bien como relleno de defectos estromales corneales.

El trasplante de limbo (trasplante de células madre limbares) se emplea como técnica de aporte de células madre en casos en los que existe una depleción de las mismas (insuficiencia limbar), con el resultado de conjuntivalización, vascularización y opacificación corneal.

Secundariamente puede ser necesario un trasplante de córnea lamelar o penetrante para restaurar la transparencia corneal.